Comunicación de la Comisión Orientaciones de la Comisión Europea sobre el uso del marco de contratación pública en la situación de emergencia relacionada con la crisis del COVID-19

Comunicación de la Comisión Orientaciones de la Comisión Europea sobre el uso del marco de contratación pública en la situación de emergencia relacionada con la crisis del COVID-19 2020/C 108 I/01, disponible en: 

https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=CELEX:52020XC0401(05)


Bioética y Coronavirus

Importante documento del Ministerio de Sanidad sobre aspectos bioéticos en relación con la asistencia de los enfermos de COVID-19: "Informe del Ministerio de Sanidad sobre los aspectos éticos en situaciones de pandemia: El SARS-CoV-2"

https://semicyuc.org/wp-content/uploads/2020/04/Informe-del-Ministerio-de-Sanidad-sobre-los-aspectos-%C3%A9ticos-en-situaciones-de-pandemia.-El-SARS-CoV-2-02.04.2020.pdf


Equipos de Protección Individual (EPI´s) que debe ser utilizados por trabajadores y situaciones con riesgo de contagio (Guía oficial para Servicios de Prevención).


Guía del Ministerio de Sanidad y otros con el Procedimiento de Actuación para los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2, fundamental la Tabla 2 "Componentes del equipo de protección individual recomendados para la protección frente al nuevo coronavirus SARS‐COV‐2"

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/PrevencionRRLL_COVID-19.pdf

En los ERTE presentados durante la pandemia de Coronavirus por fuerza mayor, ¿El silencio sigue siendo positivo?.

Sí, el Silencio sigue siendo positivo. El Real Decreto Ley 9/2020, ha subrayado el régimen general de silencio positivo ante las solicitudes de ERTE expresamente: “En concreto, se pretende clarificar el límite temporal de las resoluciones tácitas recaídas en los expedientes de regulación temporal de empleo solicitados por fuerza mayor, en los que el silencio, que ES POSITIVO conforme a lo previsto en el artículo 24 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas”.

Sería posible que el plazo para resolver la solicitud de ERTE sea SUSPENDIDO o AMPLIADO, pero la Administración debería, en estos casos, comunicarlo expresamente a las empresas que hayan solicitado acogerse a un ERTE.

El preconcurso de acreedores frente a la insolvencia

Para estos tiempos, obras como ésta van a resultar indispensables:




GARCÍA BARTOLOMÉ, D.: EL PRECONCURSO DE ACREEDORES FRENTE A LA INSOLVENCIA.



Tras la aprobación de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, una parte importante de la doctrina criticaba duramente que el legislador no hubiera introducido ningún mecanismo preventivo de la declaración judicial de concurso. Sin embargo, en el año 2009, en plena situación de crisis económica y financiera, el legislador se vio obligado a reformar la Ley Concursal mediante la promulgación del Real Decreto-Ley 3/2009, norma que introdujo, entre otros, el paradigmático artículo 5.3 de la Ley Concursal, cuya redacción dejó entrever, de algún modo, un potencial mecanismo preventivo del concurso, al que impropiamente se conoce como expediente de preconcurso. Aquel primitivo precepto fue derogado con la reforma de 2011 (Ley 38/2011, de 10 de octubre), que vino a introducir el artículo 5 bis, cuyo contenido mejoró y completó la parca redacción anterior. La reforma de 2011, y las sucesivas reformas concursales acometidas en los años 2013, 2014 y 2015, demostraron que el artículo 5 bis no era una “mera comunicación privada al juzgado”, sino que, en puridad, se trataba de un singular expediente preventivo del concurso. No existen apenas obras dedicadas exclusivamente al estudio sistemático y pormenorizado de la denominada “comunicación del inicio de negociaciones”, no obstante, es cierto que existen meritorios trabajos que abordan la institución aunque no desde un punto de vista procesal y con la profundidad que esta monografía lo hace. El presente trabajo ofrece, desde una perspectiva procesal, un novedoso estudio en el que se aborda exhaustivamente el vigente régimen legal del preconcurso (art. 5 bis LC). Dicho trabajo se presenta como una obra imprescindible para entender y conocer la regulación, el alcance y la verdadera naturaleza jurídica del preconcurso.Tras la aprobación de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, una parte importante de la doctrina criticaba duramente que el legislador no hubiera introducido ningún mecanismo preventivo de la declaración judicial de concurso. Sin embargo, en el año 2009, en plena situación de crisis económica y financiera, el legislador se vio obligado a reformar la Ley Concursal mediante la promulgación del Real Decreto-Ley 3/2009, norma que introdujo, entre otros, el paradigmático artículo 5.3 de la Ley Concursal, cuya redacción dejó entrever, de algún modo, un potencial mecanismo preventivo del concurso, al que impropiamente se conoce como expediente de preconcurso. Aquel primitivo precepto fue derogado con la reforma de 2011 (Ley 38/2011, de 10 de octubre), que vino a introducir el artículo 5 bis, cuyo contenido mejoró y completó la parca redacción anterior. La reforma de 2011, y las sucesivas reformas concursales acometidas en los años 2013, 2014 y 2015, demostraron que el artículo 5 bis no era una “mera comunicación privada al juzgado”, sino que, en puridad, se trataba de un singular expediente preventivo del concurso. No existen apenas obras dedicadas exclusivamente al estudio sistemático y pormenorizado de la denominada “comunicación del inicio de negociaciones”, no obstante, es cierto que existen meritorios trabajos que abordan la institución aunque no desde un punto de vista procesal y con la profundidad que esta monografía lo hace. El presente trabajo ofrece, desde una perspectiva procesal, un novedoso estudio en el que se aborda exhaustivamente el vigente régimen legal del preconcurso (art. 5 bis LC). Dicho trabajo se presenta como una obra imprescindible para entender y conocer la regulación, el alcance y la verdadera naturaleza jurídica del preconcurso.



¿Puedo pedir la historia clínica en la clínica en la que me han atendido?.

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 18 de la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, el o la paciente tiene el derecho de acceso a la documentación de la historia clínica y a obtener copia de los datos que figuran en ella. Dicho derecho excluye el acceso a datos que deban limitarse por la existencia acreditada de un estado de necesidad terapéutica, del que el médico o la médica dejará constancia en la historia clínica. Dicho derecho asimismo no puede ejercitarse en perjuicio del derecho de terceras personas a la confidencialidad de los datos que constan en la historia clínica, recogidos en interés terapéutico de la persona paciente, ni en perjuicio del derecho de los y las profesionales participantes en su elaboración, quienes pueden oponer al derecho de acceso la reserva de sus anotaciones subjetivas.



Impreso para la solicitud de certificado de denominación social ante el Registro Mercantil Central

Algo tan sencillo como este impreso para solicitar el certificado negativo de denominación social en el Registro Mercantil Central, no estaba disponible (o al menos en unas condiciones mínimas de claridad). 

Así que nos fuimos al Registro, pedimos una copia y la hemos escaneado para nuestros seguidores. 

Aunque no son buenos tiempos para la creación de sociedades, es una información importante. 

Os adjuntamos link a página hermana que tiene el documento listo para descargar. 

Acceso a la solicitud del Registro Mercantil Central



Promesa de compraventa


En la ciudad de ..., a ... de ... de dos mil ...

REUNIDOS

De una parte, don ..., mayor de edad, casado en régimen de separación de bienes, con domicilio en ..., vecindad civil catalana, y NIF número ..., como vendedor promitente.

de la otra, don ..., mayor de edad, soltero, con domicilio en ..., vecindad civil común, y NIF número ..., como destinatario de la promesa.

Ambas partes con capacidad jurídica y de obrar suficiente y que mutuamente se reconocen, libremente y de común acuerdo convienen en otorgar la presente promesa de venta con arreglo a las siguientes

CLÁUSULAS

Primera.-El objeto del presente precontrato es ... del que es propietario don ...

Segunda.-El precio de venta de ... (detallar el objeto), será de ... (detallar clase de moneda) pagaderas en la fecha que se acuerda.

Tercera.-Que don ..., se compromete a otorgar la venta del bien antes mencionado durante el plazo que media entre la firma de la presente promesa y ... (detallar día, mes y año) a don ...

Cuarta.-Que don ..., se compromete a pagar el precio estipulado, de la siguiente manera:

La cantidad de ... al firmarse la escritura de compraventa y el resto que supone ... en plazos de ... pagaderos el primer día hábil de cada mes, con condición resolutoria explícita para caso de impago.

Quinta.-A partir de la fecha de la firma de este documento don ... (el promitente) se compromete a no efectuar ningún acto de enajenación o gravamen a persona distinta del destinatario de la promesa.

Sexta.-Los gastos e impuestos de esta escritura, así como los de la de compraventa serán satisfechos conforme a ley.

Séptima.- Las partes acuerdan que toda controversia que pueda surgir respecto del presente contrato, se resuelva mediante arbitraje a administrar por la Corte Autónoma de Arbitraje, con sujeción a sus Estatutos y Reglamento de Procedimiento, obligándose a pagar las costas del procedimiento y a cumplir el laudo que se dictara.

En prueba de conformidad las personas reseñadas en el encabezamiento firman el presente documento por duplicado y a un solo efecto, en el lugar y fecha consignados en el encabezamiento.

El vendedor promitenteEl destinatario de la promesa
Fdo.: ...........................Fdo.: ...........................